Mucho se habla en estos días de esta conjunción… y es porque hasta ahora, los dos gigantes del Sistema Solar, han estado compartiendo su tránsito desde hace tiempo en Capricornio y en compañía de Plutón. Esto ha tenido efectos en nuestras vidas, muy contundentes y visibles en este 2020, que no es la idea detallar. Este año fue un año 4 en Numerología, que se corresponde con el Arcano del Tarot «El Emperador».

Ahora, con el cambio de año y con Saturno y Júpiter en Acuario, esta energía de exceso de estructura y poder, que los planetas tenían en Capricornio, se relaja en este signo de aire, con mucha fluidez.
Júpiter acaba de hacer su entrada en Acuario, signo al cual Saturno entró hace tres días. Ambos planetas están en el grado cero de Acuario. Hoy 21 de diciembre, día del solsticio de Capricornio (Verano en el Hemisferio Sur), culminan la llamada Gran Conjunción en Acuario, que abre un ciclo evolutivo de 20 años. Y será dentro de 20 años que se volverán a encontrar en el signo de Libra.

Por eso es tan interesante vibrar en esta energía Acuariana, cooperativa y creativa, para entrar en esta vibración que inicia un nuevo modo de vida, pero no el que se quiere imponer  nivel mundial, sino el que cada ser quiere construir en forma comunitaria para su realización. Esto será posible si las almas trabajamos en ello de forma consciente.
Pero la pregunta es… Cómo nos afecta esto a nosotros?

A medida que Júpiter cruce los grados de Acuario sentiremos la renovación de cierta confianza en el futuro. Sin embargo, es importante recordar que mientras Júpiter transitará por Acuario durante un año (con una breve incursión en Piscis en mayo), Saturno transitará por este signo hasta el 7 de marzo del 2023. Saturno marca el pulso de este nuevo ciclo de Acuario.

Saturno es el primer regente de Acuario, o su regente diurno. El segundo regente de Acuario es Urano, su regente nocturno. Acuario tiene entonces dos voces : libertario (Urano) y conservador (Saturno); rebelde/represor; irreverente/ obediente. La pregunta es ¿a cuál tu alma necesita escuchar?

Saturno en Acuario está en su casa, está fuerte, por lo tanto, domina la narrativa de esta polaridad. Urano se encuentra el Tauro, signo conservador. Con esta simple delineación astrológica podemos vislumbrar que estos próximos tres años de “nuevo orden social” van a traer imposiciones y limites saturninos. Aunque el espíritu del cambio creativo nos llame a la acción, nos vamos a encontrar con límites y oposiciones que nos van a desafiar a encontrar vías constructivas para cuidar y ejercer nuestra libertad. Esta será la tarea, elegir seguir obedeciendo o ejerciendo responsablemente nuestra libertad construyendo la vida y la realidad en la que queremos vivir.

La Gran Conjunción de Saturno y Júpiter del 21 de diciembre es una semilla de un nuevo tiempo, y la posibilidad de entrar a la nueva era del ciclo planetario de Saturno y Júpiter en el signo de Acuario, y la nueva era de 200 años de estas conjunciones en los signos de aire. Es importante no confundir esta narrativa astrológica con las proyecciones “new age” de la nueva era de Acuario, a la cual podemos entrar vibrando en consciencia acuariana en todos los órdenes de la vida, pero sobre todo, en consciencia plena. En este sentido, para una gran mayoría, es útil cernirse a la realidad pragmática de Saturno, y a la autoridad paternal, que poco tiene que ver con las fantasías escapista de un cambio milagroso, y más con los límites de la realidad social.

Este es un nuevo ciclo de un enorme potencial creativo y creador, sí, y también va a requerir mucho trabajo, paciencia, constancia y compromiso no sucumbir al miedo a expresarnos, y así sacrificar el espíritu creativo individual al servicio del imperativo colectivo.

La nueva era de Saturno y Júpiter en Acuario nos habla de hiper-realismo social. Es decir que la realidad social actual, con sus limitaciones actuales, se magnifica. Por más que deseemos que sea de otra manera la realidad se impone, y esta no es ni cálida ni familiar. Parte de la tarea creativa a la que estamos invitados a participar implica reconocer esta realidad como punto de partida para hacer algo diferente desde la conciencia colectiva.

Saturno estará tan poderoso en Acuario como lo estuvo en Capricornio. Acuario es un signo comunitario, nos habla de la mente grupal, y también de la creatividad colectiva. La presencia de Saturno durante tres años por este signo nos habla de una reestructuración y de un reordenamiento del colectivo en todas sus dimensiones, sean corporales, creativas y vinculares.

Si en Capricornio Saturno nos habló desde los límites impuestos por los gobiernos, el estado, el poder institucional y corporativo, en Acuario estos límites se revelarán -además- a través de la red de nuestras alianzas próximas, nuestras tribus y comunidades, en nuestros círculos de amigos, y en los proyectos de colaboración creativa. Por ello, los cambios solo impactarán a quienes estemos dispuestos a generarlos y la realidad vivida en este 2020 se intensificará para quienes continúen fieles a las estructuras.

El gran potencial creativo disponible requiere que seamos capaces de colaborar en la construcción de un nuevo tejido social, no solo seguir a ciegas el que emerge de las narrativas del trauma y del miedo colectivo.
Te animás???

 

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x