La Carta Natal es la principal herramienta de la Astrología, es un mapa del cosmos en el momento de nuestro nacimiento, que determina una energía única y personal para cada uno de nosotros.

A través del conocimiento de nuestra Carta, podemos tomar contacto con distintos aspectos de nuestra de la psique individual, hacer contacto con nuestra esencia natural y conocer aspectos de nuestro comportamiento que van a tener manifestaciones altas y bajas. Todos tenemos comportamientos luminosos y sombríos, y conocerlos en profundidad nos ayuda a trascender los aspectos que limitan nuestro ser en plenitud.

Hay tres aspectos que se consideran básicos en una Carta Natal: Sol, Luna y Ascendente.
El Sol es el que va a marcar nuestro signo astrológico, de acuerdo al día de nacimiento puedo ser de libra, de tauro, de leo, de uno de los doce signos del zodíaco…

El Sol, representa nuestro eje, nuestro yo consciente, la energía que tenemos más disponible y la más conocida por nosotros para crear.

Esta energía va a dar lugar a nuestra identidad, a nuestra personalidad. Conocer el emplazamiento del Sol en nuestra Carta Natal: su posición por signo, por casa y eventuales aspectos con otros planetas, nos muestra el camino hacia la propia unicidad como seres humanos y nos ayudará a desplegar nuestros ser individual en su en su máxima expresión.

Nuestro complejo Lunar, es decir nuestra Luna de acuerdo a su signo, casa y aspectos con otros planetas, marca nuestras necesidades desde lo emocional. Nos conecta con la energía del inconsciente, con las necesidades afectivas de cuidado y protección. Todos nuestros comportamientos conscientes se apoyan en este trasfondo lunar, que nos muestra las características a las que regresamos cuando se desencadena un evento que amenaza nuestra alma. De ahí que es tan importante conocer nuestro patrón más escondido, que permanece en sombra, para trascenderlo.

Cuando nos familiarizamos con estas formas de nuestro carácter inconsciente, podemos incluir nuestras sombras e iluminarlas. La luna nos va a mostrar lo que nos bloquea, permitiéndonos soltar nuestras dependencias emocionales.

Y el otro elemento importante de la Carta, el Ascendente, está dado por el signo que se estaba elevando en el Horizonte al momento exacto de nuestro nacimiento. Por este motivo para conocerlo debemos saber nuestra hora exacta de nacimiento.

El Ascendente nos muestra una energía que tenemos que aprender que somos, que los demás ven en nosotros, pero nosotros no. Y a medida que vamos creciendo, vamos tomando y reconociendo este otro aspecto que somos también, esta energía.

La Carta Natal es un elemento de autoconocimiento. Nos permite conectar con la búsqueda de nuestra propia forma de ser humanos, para expresar nuestra identidad y vivir según nuestra propia y única huella, integrando todos los aspectos de nuestra personalidad.

Desde la Astrología para el Desarrollo del Ser, nos proponemos conocer estas energías presentes al momento de nuestro nacimiento, para conocer nuestras luces y nuestras sombras, para trascender nuestros patrones limitantes, para iluminar aquello que no veo de mí y así potenciar nuestras características más favorables.

 

Carrito