Hoy 21 de junio, comienza el invierno, la estación fría y de noches largas en nuestro hemisferio sur.  El hecho astrológico que marca este inicio es el Solsticio de Invierno (Intiraymi – Fiesta del Sol).

“Es el Año Nuevo Andino y se celebra según la “Tawa Chakana” que en Quechua significa “cuatro escaleras”, en América del Sur, esta es la Rueda Ceremonial que refleja la cosmovisión Inka. Cada una de las cuatro escaleras, dispone de “escalones” que se representan alrededor del círculo, de manera tal que cada uno está marcado por una fecha importante; la celebración del cambio en las estaciones: equinoccios, solsticios y sus períodos intermedios.

Los mismos cambios que se producen en la Naturaleza se reflejan también en nuestro propio Ser, ya que las personas no experimentamos un mismo estado de espíritu cuando atravesamos el verano, que cuando recorremos el invierno.” (Sandra Román “De Avalon a la Cruz del Sur”).

En nuestro continente, por las conquistas europeas, nos guiamos por el calendario gregoriano, celebramos sus fiestas, nos regimos por su tiempo, que poco tienen que ver con el nuestro. Como claros ejemplos, comemos pan dulce en Navidad, decoramos con nieve en diciembre!!! Ningún paisaje más distinto al que tenemos realmente los habitantes del hemisferio Sur en esa fecha.

Para tener salud, es importante comenzar a sincronizarnos con nuestros calendarios originarios, el Maya, el Inca… con la Pachamama… El Solsticio de Invierno, marca entonces nuestro Año Nuevo, donde toda la Naturaleza se retrae para luego comenzar su ciclo. La invitación es a que, en la medida de nuestras posibilidades, tomemos conciencia de ello, sintonicemos con este tiempo, y vivamos lo más acordes a ello posible.

También, el 24 de junio, se celebra la festividad de San Juan Bautista, una noche especial para la magia, para bendecir las plantas y para realizar pociones… y eso es a lo que queremos invitarte con el lanzamiento de nuestro E-book: Botica Natural de Invierno, que está disponible para la venta. Si sos de Paraná, la invitación es también para nuestro taller del día lunes 24 de junio.

En el mismo, aprenderás sobre los principales cuidados para el invierno, y sobre todo, cómo las plantas medicinales, aceites esenciales, gemas y Flores de Bach, son aliados ideales para realizar brebajes, cremas, pomadas, infusiones, tinturas madres, aromatizadores de ambientes, ungüentos, y todo tipo de preparados para los malestares invernales.

Es un compendio de recetas donde las hierbas como: eucalipto, tomillo, romero, alcanfor, jengibre y limón, son los protagonistas.

La Naturaleza, como toda madre, nos cuida, brindándonos todo lo necesario para curar los malestares del invierno,
y sobre todo para prevenirlos. No olvidemos que la Naturaleza, es la “Primer Farmacia”

Este e-book, ofrece una gran cantidad de recetas, consejos y fórmulas para cuidarnos y cuidar a nuestros seres queridos. Contiene como plus, una receta mágica única de protección y sanación. Y si te interesa brindar un servicio, también aprenderás a realizar preparados y botiquines que puedas comercializar, llevando la magia de la naturaleza a tu comunidad.

Pedilo ya mismo!!!

Pero antes de despedirme… te dejo un regalo! La receta de la Caña con ruda, para que la prepares ya mismo y la tengas lista para tomar el 1º de agosto:

  • Para preparar la caña con ruda por lo general se usa la ruda macho, que tiene las hojas más anchas, porque se le atribuyen mayores propiedades y un aroma más intenso.
  • Se prepara con anticipación para que macere: se compra una botella de caña, se echan dentro algunas hojas de ruda, se la cierra y se la guarda.
  • Algunas personas le agregan canela, clavo de olor, y otras especias para suavizar el sabor.
  • Se la toma el 1º de agosto para honrar a la Pachamama, y se dice que este brebaje es la vacuna de los pobres contra todos los males.
  • Servirla a los seres queridos para que tengan un buen año.
  • Hay quienes toman hasta siete tragos seguidos de caña con ruda y, siempre de acuerdo a la creencia, los sorbos deben ininterrumpidos e impares.
  • Si no se maceró a tiempo, se la puede tomar hasta el 15 de agosto.