Desde siempre, las piedras y cristales han sido utilizados no sólo como joyas, sino como amuletos y talismanes, como protectores, como transmutadores de energías y como elementos sanadores.

La Gemoterapia, busca rescatar los usos ancestrales de estos elementos energéticos formados en el centro de la tierra, que contienen toda su magia y sabiduría. Las piedras armonizan en el plano físico, mental, emocional, abriendo caneles de conexión con el mundo espiritual y dotando a quien los usa de sus múltiples beneficios.

Generalmente clasificamos las gemas por colores, sabiendo que según el chakra con el cual se corresponden son los beneficios que nos aportan. También se usan en distintos ambientes de la casa, para aportar una energía especial, hay cristales que armonizan a las personalidades según los signos del zodíaco, cristales que conectan con los mundos angélicos, etc.

Veamos hoy algunas gemas y sus aplicaciones:

  • Ojo de buey: es una gema que armoniza el primer chakra, que nos conecta con la tierra y la energía vital. Nos aporta energía y voluntad, además de fortalecer nuestro caracter. Cuando necesitamos tomar decisiones importantes, nos ayuda a aclarar las ideas, agilizando la mente.
  • Piedra de la luna: la gema por excelencia de la energía femenina, nos conecta con nuestra fuerza vital, con el Sagrado Femenino, con el elemento agua y los ciclos de la luna. Es también la piedra de la maternidad. En el plano físico ayuda en desórdenes hormonales y trastornos del ciclo. Armoniza el segundo chakra, sexual.
  • Ojo de Tigre: me encanta esta piedra, ya que en mi trabajo, rescato la importancia de sanar la relación con la madre, y colocar un ojo de tigre en el ombligo es muy bueno para ello. Además, el uso de esta piedra nos brinda optimismo, autoconfianza. También contrarresta energías negativas de terceros que puedan influirnos. Elemento fuego, chakra del plexo solar.
  • Crisoprasa: es una gema que armoniza nuestro chakra del corazón, no es una piedra muy conocida, es de color verde amarronado, y al igual que el ojo de tigre es muy sanadora, ya que ayuda a liberar los traumas de la infancia. Favorece la autoaceptación, brinda confianza y seguridad. Permite expresarnos con fluidez, conectando el chakra cardíaco con el laríngeo. El uso de la crisoprasa te ayuda a ser quien sos sin miedos o lastres ancestrales.
  • Celestina: la gema del mundo angelical, brinda conexión con los mundos celestiales y con la energía universal. Es una piedra de altísima vibración. Nos dota de una fuerza suave, paz interior, calma, claridad mental. Por ser una gema celeste, armoniza nuestro chakra laríngeo, favoreciendo al igual que la crisoprasa una comunicación fluida.
  • Amatista: es la transmutadora por excelencia, ayuda a eliminar pensamientos negativos, es una poderosa protectora. Armoniza el chakra del tercer ojo, favorece la conexión espiritual y el descanso. En el blog hay una nota dedicada a ella, ya que tiene muchos usos.
  • Petalita: Probablemente no sabías que había una gema con este nombre, pero cuando leas sus propiedades seguro la querrás usar. Es una gema que transmuta el karma familiar para una curación energética ancestral. Ayuda a liberar situaciones que se repiten y nos bloquean. Armoniza el chakra corona.

Son muchas las formas en que podemos usar las gemas y cristales, sobre el cuerpo en sesiones terapéuticas, armar un jardín de gemas con una intención, tomar agua de gemas, usarlas en dijes (si bien esta es una forma muy usada, a veces usamos las piedras en zonas del cuerpo en que no es óptimo su uso).

Conocer sus propiedades y formas de usarlas, es lo que aprenderás en nuestro Curso de Gemoterapia, disponible presencial en Paraná y en la modalidad Online para personas de cualquier lugar del mundo.

También podés solicitar tu turno para recibir una armonización con gemas o para que realicemos tu preparado terapéutico. No dudes en consultarnos.