Las fiestas de Navidad y Año Nuevo, son celebradas en todo el mundo. Las familias se reúnen, y si bien es momento de fiesta, muchas veces estas reuniones traen sus consecuencias, surgen diferencias, a veces el conflicto de con cuál familia reunirnos a celebrar, los regalos, en fin…

Los últimos meses del año simbolizan el final, la muerte de un ciclo, también el nacimiento, el principio de otro. Esta sensación no expresada revive todo lo que significan las muertes y nacimientos, principios y comienzos, cuando no los tamizamos en el entramado emocional que recorre nuestro ser.

Algunos consejos que pueden ayudarte a estar más dispuesta y disfrutar en armonía de las fiestas son:

  • Practicar a diario Meditación y Atención Plena.
  • Amor: Abrir nuestro corazón, dando lugar a la celebración, a la familia.
  • Renovación: Donar lo que ya no necesitamos, nos conecta con la Prosperidad, hacemos lugar a lo nuevo.
  • Perdón: Perdonarse y pedir perdón… también soltar el daño que pueden habernos hecho. Podemos hacerlo personalmente o escribir una carta, que podemos entregarla o quemarla. Al sincerarnos, recibimos el regalo de estar en paz, para así entender que vivir sin esas cargas es vivir sin sufrimiento, sin dejar casos pendientes.

La decoración de la casa, los colores, los símbolos que usamos, y hasta la ubicación del árbol de Navidad, son factores que influyen en la circulación de la energía (Chi), que cuando es positiva, se ve reflejada en el estado de ánimo de los habitantes de la casa y de las visitas. Los colores blanco, dorado, verde, rojo, son los ideales. El Este, Noreste, Noroeste, Norte y Centro, son las ubicaciones ideales para el árbol navideño. Las estrellas, velas, luces, frutas, son símbolos beneficiosos también.

El arte del Feng Shui busca crear armonía y felicidad. Es importante comenzar por deshacerse de las cosas antiguas, rotas, en desuso, es como liberarse de males antiguos para atraer todo lo nuevo. Antes de decorar la casa, es necesario realizar una limpieza general, física y energética.

Te recomiendo encender mucha luz brillante. Colocar antes de Navidad una luz roja, atrae poder financiero enorme, si vivís en una casa, si es en departamento, mejor una guirnalda de luces. Decorar la puerta principal con una corona de ramo de pino, atrae felicidad.

En cuanto al árbol de Navidad, lo ideal es que sea un árbol vivo, fresco, aromático y con buenas energías.

La selección de la comida, los lugares en la mesa, todo influye en la energía de esta celebración.

En nuestro Curso Prepará tu casa y tu vida para estas Fiestas, te brindamos muchos consejos de Feng Shui, Aromaterapia para hacer de tus fiestas un momento de celebración armoniosa. También cómo las Flores de Bach nos ayudan a terminar con energía este año y comenzar aún mejor el próximo. En el mismo aprenderás a realizar un difusor navideño, un popurrí y un centro energético navideño y para atraer prosperidad. Si te interesa este tema, no dudes en consultarnos por el curso!