En nuestro curso de Fitoterapia, aprendemos sobre el cuidado de nuestra salud, valiéndonos de las plantas medicinales, esos regalos maravillosos de la Madre Naturaleza para que nosotros, sus hijos, vivamos en salud, armonía y plenitud.

A veces es necesarios, desde luego, recurrir a la medicina tradicional para el tratamiento de dolencias específicas. Pero los yuyeros sabemos que en las plantas medicinales, están guardados los secretos de la curación, muchas veces, al alcance de nuestra mano… es común que las plantas que necesitamos, estén en nuestro jardín.

Tinturas, maceraciones, jarabes, infusiones, quemadillos, vinos y muchos otros preparados más, formaban parte de los remedios de las abuelas, preparados con plantas medicinales, y sobre todo, con mucho amor… no podemos negar el poder sanador del amor, la fuerza más maravillosa que existe, y que ningún laboratorio incorpora como ingrediente en sus medicamentos.

Es importante valernos de plantas que conozcamos bien, es preferible conocer pocas y a fondo, conocer su nombre botánico, qué parte de la planta se usa, cuál es la variedad medicinal, sus aplicaciones, y la mejor forma de prepararla.

El malestar elegido hoy para tratar con plantas, es el Dolor de Cabeza, tan común hoy en día, y que nos acarrea otros problemas como falta de concentración, dolores generales, insomnio, etc.

Como tratamiento para el dolor de cabeza, propongo descansar, relajarse, realizar caminatas al aire libre, realizarse masajes suaves en las el cuello, los hombros y la cabeza. Ponerse paños fríos o tibios en la frente, nuca y sienes, con aceites esenicales de menta y romero.

Quienes han leído mis publicaciones o realizado mis cursos, saben que siempre sugiero encontrar el origen de las dolencias para tratarlas adecuadamente, en el caso del dolor de cabeza suelen ser: nervios, problemas del hígado, cambios hormonales, estados gripales, tensiones o problemas más serios que requieran atención médica.

Las plantas útiles para el tratamiento de esta dolencia, son: Menta, Romero y Salvia morada.

Con la menta, podemos machacarla y aplicar cataplasmas en las sienes, mientras tomamos un descanso. Con romero y salvia morada preparar una infusión, la menta también ayuda y refresca, para ello recogemos hojas frescas o utilizamos secas, lo que tengamos, hervimos agua, apagamos, y dejamos infusionar 5 minutos las hierbas, luego beber. No recomiendo esta infusión a hipertensos. Con el romero, podemos realizar un baño de pies, es una opción refrescante y renovadora. ¡No te olvides, sea cual sea el preparado que hagas, de ponerle mucho amor!

Espero estos consejos sean útiles, probalos, y contame los resultados.