Se acerca la llegada de la primavera, época en que la naturaleza, luego de retraerse durante el invierno, nos regala sus flores, sus frutos, los árboles se llenan de hojas, la abundancia y generosidad de la Madre Tierra se hace presente en toda la Naturaleza.

Nosotros, como sus hijos, también podemos impregnarnos de esta energía… y lo más importante tenemos el derecho de hacerlo!

Prosperidad no es sólo dinero, es también salud, amistad, trabajo, sabiduría, buenas relaciones, familia, tiempo, belleza, amor…

No es el dinero el que trae prosperidad, es la conciencia de prosperidad la que atrae a la vida el dinero y todo lo que se desea. Es fundamental que comiences a darte cuenta de que puedes crear en tu vida todo lo que deseas. Y para ello, es importante que te hagas algunas preguntas: ¿Cuáles son las ideas que tenemos acerca de la Abundancia? ¿Qué ideas tengo acerca de mí mismo? ¿Qué estoy haciendo en mi vida para estar cómo y dónde estoy hoy? Responder sin juicio, para ubicarnos donde estamos hoy respecto a la prosperidad y qué podemos hacer de ahora en adelante en pos de ella es un primer paso.

El deseo de cambio es fundamental, y vos tenés el poder para lograrlo. Y tené siempre presente, que lo que crees, creas y que el éxito es importante, pero no más que el camino que hay que transitar en ese viaje.

La fórmula para llegar al éxito es: Tener sueños, deseos y metas + Imaginación e intuición + Crear nueva mentalidad + Reconocer las oportunidades + Autoconocimiento + Meditar + Aprender a relajarse y desapegarse del resultado = LLEGAR AL ÉXITO = Mantenerse en movimiento: Celebrar, realimentarse con información, aprendizaje continuo, medir el progreso y volver a celebrar.

Hay muchos talismanes que atraen la prosperidad, también el color dorado, gemas como el citrino y la pirita, plantas como la de la moneda y la albahaca, aromas como el ámbar, jazmín y otros.

“Credo de un Ganador:
Si piensas que estás vencido, lo estás.
Si piensas que no te atreves, no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar, pero que no puedes, no lo harás;
si piensas que perderás, ya has perdido.
Porque en el mundo encontrarás que el éxito comienza con la voluntad del hombre.
Todo está en la actitud mental: porque muchas carreras se han perdido antes de haberse corrido.”