Desde hoy, hasta el próximo sábado, será la semana del relax en nuestro Blog. Estamos a mitad de año, con todo el movimiento que implica, pronto llegan las vacaciones de invierno, el mundial de fútbol tiene a algunas personas estresadas, y nosotros en Mandala estamos de grandes transformaciones e inicio de nuevos cursos… muchos motivos para buscar el equilibrio y sobre todo, relajarnos.

Hoy comenzaremos con los aceites esenciales, esos duendes juguetones, magia en botella que todo lo transforman y nos regalan no sólo su aroma, sino todos sus beneficios. Podemos usarlos de muchas maneras, mi favorita, en aceite roll on, colocando una combinación en las sienes y muñecas o bombas efervescentes para la bañera. En nuestros cursos de Aromaterapia y Cosmética Natural, aprenderás a realizar estos productos y muchos más.

Los aceites esenciales perfectos para el relax, son Lavanda y Melisa. Y juntos hacen una combinación sinérgica deliciosa y especial.

La Lavanda, conocida también como alucema, espigolina, espliego, lavándula, entre otros nombres más, es un “curalotodo maravilloso”. Es uno de los aceites esenciales con más aplicaciones terapéuticas, y ayuda a relajarnos sin deprimirnos o bajarnos demasiado. Relaja el cuerpo de forma natural y mantiene la mente alerta, ordenada y asertiva.  Equilibra los excesos, y hace prevalecer la razón sobre el temperamento. Sólo deben moderar su uso las personas con baja presión crónica, y no usarla las embarazadas en los tres primeros meses. Es la brujita  de los aceites esenciales, sirve para casi todo. Llevala siempre en la cartera…

La Melisa, también es conocida con varios nombres diferentes, como toronjil, hoja de limón, bálsamo de limón, pero cuidado, algunos le dicen: citronella, verbena, cedrón o hierba limonera, y esas, son otras hierbas, que al igual que la melisa, tienen una deliciosa fragancia alimonada. Es uno de los mejores aceites para tratar el shock, la depresión, la pena y la ansiedad; vigoriza, alegra el espíritu y aleja los pensamientos turbios. Este “elixir de vida” es un compañero de camino a tu alegría interna y un bálsamo relajante para la mente problematizada. Otras razones para elegirla para calmar el estrés es que fortalece el chakra corazón e inspira amor universal y alegría divina.

Estas son dos de mis plantas favoritas, centro de mi jardín de aromáticas, y corazón de muchos de los perfumes y productos que preparo. ¡Espero te enamores de ellas tanto como yo, y disfrutes de sus maravillosos beneficios!