Aún estamos en otoño, pero disfrutando un frío invernal, que no le dio a nuestros cuerpos la posibilidad de adaptarse de a poco a las bajas temperaturas. No me gusta decir que esta receta es para combatir el frío, porque el frío es parte de la vida y del ciclo de la naturaleza, pero sí necesitamos preparar el cuerpo para que no sufra los efectos de este frío tan penetrante y repentino.

Hay aceites esenciales, ideales para calentar el cuerpo, algunos son extraídos de especias, otros de frutas, hierbas y maderas…  Estas estufitas portátiles son: Jengibre, canela, cardamomo, clavo, pimienta, limón, naranja, romero y palo santo. 

Además de realizar preparados como cremas, óleos e incluso perfumes con estos aceites esenciales, podés, con las hierbas y especias (no los aceites) preparar una infusión calentita… con unas ramitas de romero, jugo de limón y naranja, miel, canela rallada y unas rodajas de jengibre, y si conseguís semillas de cardamomo, y te gustan los sabores exóticos, esta especie con aroma y sabor único, además acelera el metabolismo, facilita la digestión y muchas maravillas más.

Te invito entonces a calentar el cuerpo con estos aceites esenciales, y, a preparar un rico té especiado y cítrico, para así prevenir gripe y resfrío… y si estos llegan, no te pierdas el próximo post con las recetas para sanarlas!