Los aromas son el mejor estímulo para despertar diferentes energías en nosotros, son puntos de conexión con emociones, virtudes, y por qué no con la magia.

Es por ello, que podemos usar el poder de los aceites esenciales para conectar por ejemplo con la vibración de nuestro signo del zodiaco, o con la vibración del planeta, según que constelación rige a cada momento, y qué signo estamos transitando.

El gran herborista del siglo XVII Nicholas Culpeper escribió varios libros en los que combinaba la medicina herbal con la astrología. De particular interés es el método Culpeper de asignar un planeta regente para cada planta. Podemos utilizar perfectamente esta información para seleccionar aceites esenciales de acuerdo con las influencias planetarias.

La Aromaterapia Astrológica está adquiriendo popularidad, y utiliza una gran cantidad de sabiduría
antigua y basado en ella voy a contarte hoy las plantas y aromas correspondientes al signo de Piscis.

El signo de los peces se extiende del 20 de febrero al 20 de marzo. Piscis es un signo de agua y su plantea regente es Neptuno. El Ciprés está regido por Neptuno, y este aceite esencial sagrado, purificante y secante, encaja bien con el carácter de Piscis. También el Tomillo.

El Ciprés, cuyo nombre botánico es Cupresus Sempervivens es por sobre todo un aceite equilibrante, que se extrae de las hojas y ramas del árbol. Es un aroma amaderado, verde y persistente, que lo hace ideal para perfumes masculinos. Árbol sagrado entre numerosos pueblos, gracias a su longevidad y a su verdor persistente, se llama «el árbol de la vida»

Presente en cementerios desde la antigüedad, sobre todo bordeando los mismos, es el guardián de las almas, creando un límite mágico entre la vida y la muerte. Los egipcios y griegos lo consideraban el guardián de sus dioses del inframundo.

El Ciprés es un aceite ideal para ayudarnos a fluir, como el pez en el agua, símbolo de piscis… nos ayuda a aceptar, a cambiar, es un compañero ideal en casos de mudanzas, duelos, y cómo ayuda a fluir, es muy buena para favorecer la circulación sanguínea.

Es símbolo de eternidad, como su nombre científico lo indica «sempervivens» que vive por siempre, y por ello es el mejor compañero para atravesar situaciones de duelo, conectándonos con el concepto de eternidad, fluidez, aceptación, en el orden de lo que debe ser, pero con la firmeza de las coníferas, que se afirma en sus raíces y que crecen muy alto y buscando el cielo.

Este guardián de los mundos, símbolo sagrado, puente entre el cielo y la tierra, conocedor de los secretos de la vida y la muerte, es un centinela, que bien conoce la ciencia del renacimiento. Es también un protector energético que estimula la relajación y nos da fortaleza en los momentos y situaciones difíciles.

El Ciprés se usa en Aromaterapia para dolores en general, como mencioné, para la circulación y para problemas asociados al frío. También para malestares hepáticos tristeza y depresión y por ser un árbol que demuestra virilidad, con problemas sexuales tanto en hombre como mujeres. También alivia los dolores menstruales y menstruaciones excesivas.

En el plano psicológico, estimula el pensamiento profundo y por ser el árbol de la eternidad es muy útil para usar en personas impacientes, ya que les infunde la energía de la atemporalidad.

Vincent Van Gogh es conocido por pintar girasoles, pero hay una serie de obras de este gran pintor donde pinta cipreses, qué bello es descubrir cuál es el mensaje que estos árboles sagrados le transmitían y que él plasmó en sus obras.

Permite que el Ciprés acompañe tu vida con su amaderada y herbal fragancia, brindándote fuerza, protección y sobre todo mucha paz.

El Tomillo, es también un aroma asociado a Piscis, el «Thymus Vulgaris» es una planta nativa de la Europa Mediterránea ampliamente cultivada como hierba culinaria y utilizada tradicionalmente en recetas de cocina, aunque también ha sido utilizada como planta medicinal por cientos de años siendo considerado por la mayoría de los aromaterapeutas como uno de los mas potentes antisépticos  de entre los aceites esenciales. En griego, la palabra Thymos significa perfume, y las pequeñas hojas del tomillo regalan un aroma muy fuerte, que muchas veces es necesario diluir o usar en pequeñas cantidades.

Ya los antiguos griegos consideraban el tomillo como una poderosa planta dotada de magia. Para este sabio pueblo, esta era una hierba nacida directamente de las lágrimas de Helena de Troya, lo que dotaba al líquido derramado de grandes poderes medicinales y curativos.

Seguro que lo ves habitualmente. Tal vez tienes una planta en casa, o la hay en el hogar de algún amigo o familiar. Quizás te la cruzas cuando subes al monte o al campo. Pero es probable que no conozcas las propiedades mágicas del tomillo.

El aceite esencial de Tomillo es extraído por medio de la destilación de las hojas y parte superior de la planta, posee un aroma profundo, herbáceo es muy medicinal. En el plano físico es antiviral, antifúngico, antibacterial, ideal para tratar resfríos, y todo tipo de enfermedades respiratorias y malestares estomacales. No por casualidad es un condimento muy usado, cocinar con tomillo es ser consecuentes con la frase del Gran Hipócrates: «Que tu alimento sea tu medicina». 

Este Aceite Esencial de cualidad Yang  será ideal para cuando necesites una dosis extra de energía, combinar este aceite con Menta o Romero, serán ideales para despejar la mente y cargar las pilas.

En los templos de la Antigüedad se quemaba el Tomillo con fines purificadores del alma y porque se creía que tenía poderes mágicos para conservar la buena salud. El Aceite Esencial, es especial para personas muy ansiosas, que no pueden parar en su actividad, que sólo descansan si entran en crisis por haberse agotado hasta el límite llegando al extremo de quedarse sin reservas ni físicas ni psíquicas. Por eso en la Antigüedad lo veían como un tónico para la salud: su acción estimulante permite regular el uso de la energía, para que ésta no desaparezca y seamos capaces de enfrentar las crisis sin deber recurrir a psicofármacos.

El Tomillo ayuda además a tomar consciencia de los propios límites y de las señales del cuerpo cuando necesita descansar. Recupera la vitalidad, el valor y la fuerza, suprime la ansiedad y devuelve la tonicidad a los músculos.

Quemar el tomillo ofrece muchos más beneficios que aromatizar el ambiente. También tiene un fuerte poder sanador, purificador y liberador. De igual manera, influencias negativas en tu hogar, en tu puesto de trabajo o en tu propio cuerpo pueden desaparecer si quemas a menudo esta planta en un sahumador. También podés realizar baños aromáticos con esta planta.

A veces es tan sencillo como guardar unas hojas secas debajo de la almohada para atraer buena salud y ahuyentar pesadillas y malos sueños.

Si en la antigüedad usaban tanto estos aceites por sus maravillosas propiedades, ¿por qué no tenerlos nosotros siempre al alcance de la mano?

A perfumarnos entonces con Ciprés y Tomillo, vibrando con la energía de Piscis, en sintonía con el planeta… a valernos de las propiedades de estos hermosos tesoros de la naturaleza, prestos a brindarnos toda su magia y sanación.