Hoy huele a dulce manzanilla, aliviante, calmante, relajante… Para comenzar este día serena, en armonía y salud!

La manzanilla es un aceite esencial ideal para usar en niños.
Algunos usos:
– En casos de crisis cuando las fuerzas parecen desaparecer y necesitamos recuperar las energías.
– Para el estrés y contracturas, usarlo en masajes.
– En hinchazón ocular, usando compresas, de la misma forma se usa para dolores de oído.
– Agregar unas gotas de aceite de manzanilla al champú en personas con cabellos claros…

Sabías qué? Los romanos plantaban manzanilla al costado de los caminos para aliviar los pies de los peregrinos, que se descalzaban y la pisaban.